Histórico procedimiento: “Operación Papeles Verdes”

La Policía de la Ciudad realizó el decomiso durante un operativo en la ciudad correntina de Paso de los Libres, tras una investigación que llevó 5 meses. Fueron detenidas cuatro personas, dos de nacionalidad brasileña

La Policía de la Ciudad incautó en las últimas horas más de 5 toneladas de marihuana y detuvo a cuatro personas, dos de ellas de nacionalidad brasileña, en un operativo realizado en la ciudad correntina de Paso de los Libres.

El hecho se registró cuando efectivos pertenecientes a la brigada de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad, en cooperación con la policía correntina, interceptaron a un camión que llevaba más de 5.000 kilos de marihuana.

El procedimiento realizado fue resultado de varios meses de investigación, la cual se inició en febrero pasado, cuando efectivos de la Policía de la Ciudadrealizaron un allanamiento en un domicilio de la calle Salom al 300, en el barrio porteño de Barracas, donde vivía un dealer.

A partir de las anotaciones secuestradas en ese lugar se pudo determinar que en un edificio en Palermo se distribuía la droga a pequeños minoristas. Allí, tras montar una guardia de forma encubierta, los investigadores detectaron en el mes de mayo a dos personas que salieron de ese inmueble y se subieron a un taxi portando una valija cada uno.

El hecho se registró cuando efectivos pertenecientes a la brigada de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad, en cooperación con la policía correntina, interceptaron a un camión que llevaba más de 5.000 kilos de marihuana.

Los oficiales interceptaron al vehículo en la intersección de Gallo y la avenida Santa Fe y encontraron en el interior de los maletines un total de 41 panes de marihuana compactada, tras lo cual procedieron a detenerlos.

Inmediatamente, el Juzgado Federal Nº 4 a cargo del Dr. Ariel Lijo ordenó el allanamiento del inmueble desde el cual habían egresado los detenidos, ubicado en la calle Cabrera al 3.500.

El hallazgo de la droga se produjo en la sala de máquinas del edificio, donde se encontraron 178 paquetes, que contenían en su interior marihuana picada por un total superior a los 200 kilos. De esta forma, el volumen total secuestrado en ese momento ascendió a los 300 kilos y hubo seis detenidos.

Las tareas investigativas continuaron con el fin de llegar al origen de la droga. Las pesquisas arrojaron que los estupefacientes incautados habían ingresado al país por la provincia de Corrientes, a través de las fronteras con Brasil o Paraguay.

Según se pudo establecer, esta organización criminal utilizaba un régimen aduanero denominado MIC/DTA, qué significa "Manifiesto Internacional de Carga / Destinación de Tránsito Aduanero", que permite llevar mercadería puerta a puerta sin ser controlada, hasta que llegue a su destino. Y se pudo determinar que la banda operaba en la Aduana de Paso de los Libres, donde adulteraba los manifiestos aduaneros para así sacar camiones con precintos y documentación apócrifa.

Ya en Corrientes y por orden del juez Lijo, el día 19 de junio los investigadores detectaron en un cruce de rutas que dos sospechosos que iban en una camioneta le entregaban a otras dos personas carpetas y precintos aduaneros. Estos fueron seguidos hasta un camión con dominio brasileño, al igual que su semirremolque, donde fueron colocados los precintos. Cuando se disponían a poner en marcha el vehículo fueron detenidos.

Luego con la colaboración de la policía local se procedió a detener a los ocupantes de la camioneta que habían proporcionado los documentos y los precintos.

Los investigadores resolvieron que los camiones cargados de droga con los precintos aduaneros colocados se dirigían de manera directa y sin interrupciones a centros de distribución como Rosario y la Ciudad de Buenos Aires.

Los cuatro detenidos, que fueron puestos a disposición de la Justicia, serían quienes se encargaban de conseguir los precintos de aduana, organizar la logística y reclutar a los choferes de origen brasileño.

La droga estaba distribuida y fragmentada en ladrillos pequeños y grandes, que guardan similitud con los secuestrados en mayo en Recoleta.